El alumno al que no le gustaba el colegio

alumnoEste problema que presento a continuación (leído si mal no recuerdo en algún libro de Martin Gardner) muestra una situación que encontramos muchas veces en los medios de comunicación cuando nos presentan estudios científicos. Malaprensa, un blog muy recomendable, recopila chapuzas y errores que suele publicar la prensa y en alguna ocasión han aparecido ejemplos muy similares al de este problema.

Aunque el concepto en el que se basa el acertijo se estudia en los últimos cursos de la ESO o en Bachillerato, lo cierto es que cualquiera puede encontrar el error y no se trata tanto de manejar las matemáticas como de pensar con una cierta lógica. Si alguno queréis dejar la respuesta podéis hacerlo en los comentarios. Si en el plazo de diez días nadie ha dejado o acertado la respuesta, actualizaré la entrada dejando la solución.

Había una vez un chico al que no le gustaba demasiado el colegio y un día le dijo a su profesor:

– No tengo tiempo para ir al colegio.

– Duermo 8 horas al día, que en un año suponen aproximadamente 122 días. Los sábados y domingos no hay colegio, lo que supone otros 104 días por año. Tenemos también unos 80 días de vacaciones al año. Necesito tres horas diarias para desayunar, comer, merendar y cenar, que sumadas todo el año dan unos 45 días más. Y un niño necesita al menos dos horas diarias de juego, lo que suma otros 30 días al año.

– Si sumo los 122 días que paso durmiendo, los 104 días que son sábados y domingos, los 80 de vacaciones, los 45 que paso comiendo y los 30 que estoy jugando, en total tengo 381 días, que son más que los tiene un año, así pues no tengo tiempo para ir al colegio… (y eso que no he contado los que puedo estar enfermo o las otras fiestas que tenemos en el colegio).

El profesor pensó lo que le había contado su alumno y vio que algo estaba fallando. Sin embargo todas las cuentas estaban bien. ¿Qué está ocurriendo?

2 pensamientos en “El alumno al que no le gustaba el colegio

  1. las horas de sueño están mal calculadas porque son por el total y luego se quitan días enteros sin descontarlas. Me ha divertido tu propuesta y sobre todo que las matemáticas son divertidas

  2. Muchas gracias por tu comentario Antonio. ¡Y buena respuesta!

    Me alegra que te divierta la propuesta, así que estás invitado a pasar por aquí cuando quieras, que habrá “problemas” similares.

    Realmente las horas de sueño están bien calculadas porque si dormimos unas ocho horas al día en un año habremos dormido unos 122 días aproximadamente. El problema está en que los tiempos se superponen. Por ejemplo durante las vacaciones es evidente que el alumno durmió y comió, con lo que el tiempo que pasa comiendo y durmiendo se cuenta dos veces y este es el motivo por el que al final nos sobren días.

    Imaginemos el ejemplo de un grupo de 100 personas, en las que todas hablan español, 30 de ellas además hablan inglés y 20 francés. Eso no significa que haya 150 personas, puesto que habíamos dicho que sólo había 100, lo que ocurre es que de esas cien personas hay 30 que además de español hablan inglés y es posible que algunas de esas 30 también hablen francés…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s